La necesidad de digitalización minimiza las consecuencias económicas del COVID-19 a la mayoría de las empresas TIC de ATANA

  • ATANA, Clúster TIC de Navarra, ha realizado una Encuesta entre sus asociados sobre el impacto de la crisis del COVID 19 en el sector TIC. El resultado es que la mayoría de las empresas siguen trabajando, si bien la pandemia ha afectado a su negocio al verse obligadas a parar o cancelar algunos proyectos y también a su relación con los clientes.
  • Según los resultados de la encuesta, tres de cada cuatro empresas tenía ya implementados sistemas de teletrabajo antes del 13 de marzo de 2020 y el resto ha terminado de implantarlos en el inicio del estado de alerta, lo que les ha permitido atender a sus clientes y mantener sus servicios.
  • Más de la mitad de las empresas TIC afirma haber sufrido picos de trabajo con motivo de la implantación del teletrabajo en sus empresas clientes y las soluciones más demandadas han sido las herramientas para videoconferencias, videollamadas y webinars.

Según los resultados de la encuesta de ATANA, la gran mayoría de las empresas del sector TIC de Navarra sigue trabajando durante la crisis del Covid-19 (el 93,8% de todas las plantillas) pese a ver mermada su actividad y aunque afirman que ha afectado relativamente a su relación con los clientes. El sector mantiene y refuerza sus servicios gracias, fundamentalmente, al teletrabajo que ya estaba implementado en muchas de ellas y que han incorporado de forma ágil y rápida en los casos en que aún no estaba implantado.

Aproximadamente el 62% declara haber sufrido picos de trabajo con motivo de la implantación del teletrabajo en sus empresas clientes. En cuanto a las soluciones tecnológicas más demandadas en el sector TIC durante la pandemia, destacan en primer lugar las herramientas para videoconferencias, videollamadas y webinars y en segundo lugar las infraestructuras para mejora de la seguridad y acceso remoto a servidores. El 12,5% manifiesta haber hecho algún cliente nuevo con motivo de la situación.

Según declara Cristina García, directora gerente de ATANA, “si algo ha puesto de manifiesto esta crisis, es la necesidad de que la transformación digital sea una realidad en las empresas para hacer frente ahora a la situación y además esa digitalización ha llegado para quedarse”.

Para ello, casi la mitad de los encuestados opina que es necesario “incentivar el uso de la tecnología en las empresas como herramienta para la mejora de su competitividad” y también señalan la necesidad de fomentar la innovación través de la mejora y agilidad en las convocatorias de ayudas públicas a la competitividad, planes de I+D+i, inversiones e incluso específicas para digitalización, para hacer frente a la crisis.

En el lado negativo, tres de cada cuatro empresas afirma haber sufrido descensos de facturación respecto al mismo período con actividad normal en años anteriores. Un 25% de las empresas no ha visto alterada su facturación, el 44% de ellas ha sufrido un descenso de facturación inferior al 25%, el 12,5% ha visto bajar su facturación entre un 25 y 50%, y el 19% de las TIC ha sufrido una merma en su facturación superior al 25%. Además, en dos de cada tres de las 35 empresas encuestadas se han parado o cancelado proyectos.

Para terminar, ATANA comparte los datos obtenidos en la encuesta nacional del barómetro de CONETIC (Confederación Española de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicación y Electrónica) cuyos resultados reflejan que el comportamiento del sector en Navarra está siendo similar al del resto de empresas TIC del territorio nacional.